Introducción

El Ejército Soviético entrenó alrededor de 50.000 perros antes de y durante los inicios de la Segunda Guerra Mundial. Los perros demostraron ser especialmente valiosos durante los severos inviernos rusos, cuando ellos localizaban y llevaban también a los soldados de combate con trineos.

La oportunidad de supervivencia del hombre a las temperaturas tan bajas de los inviernos rusos, dependen en gran parte en cuan rápidamente es descubierto el herido y es transportado a una estación de primeros auxilios. Los perros podían viajar solos en la nieve profunda, mejorando sus oportunidades de vida.

Durante una batalla, cerca de Duminichi, en medio de los ataques, un pastor alemán denominado Bob, localizó a dieciséis hombres heridos, que se habían arrastrado hasta caer en hoyos y zanjas. Bob, cuando encontró a un soldado, se echaría al lado de él, para que el hombre herido tomara algún material del botiquín médico que transportaba sobre su espalda.
Un artículo escrito por los soviéticos, a poco de que comenzara la segunda guerra mundial, contenía algunos reclamos excesivos, tales como, que "ellos fueron los primeros en utilizar perros de guerra durante la misma". Realmente, los primeros, fueron los nazis cuando invadieron Polonia, junto con los franceses e ingleses. No desacreditaremos totalmente a los soviéticos, ya que avanzaron con el uso de los perros de guerra en otras áreas, e hicieron de su crianza e instrucción una ciencia, antes de que lo hicieran la mayoría de los países occidentales.
Bajo el liderazgo del Coronel G. Medvedev, (Director) de la Escuela Militar Central de Perros de trabajo (también conocido como las Perreras de la Estrella Roja), empezó a criar nuevos perros, capaces de realizar trabajos de guardia.

Cuándo la Gran Guerra empezó, el número de perros de trabajo de diferentes razas en clubes de Osoviahim eran más de 40 mil. Junto con nuevas máquinas y armamentos, 168 unidades diferentes de perros de trabajo tomaron parte en distintas batallas durante la guerra. Esas unidades se formaron fuera de los Clubes y Sociedades de perros de Caza.

Durante la guerra "la U.R.S.S. fue primero en el mundo en utilizar perros en servicios militares." Nuevas formas del uso de perros en tanques de guerra, perros para olfatear, y del uso del servicio de espía para el trabajo en las líneas de retaguardia del enemigo y para transportar perros de olfato gravemente heridos,así como munición y alimentos.
Las Unidades soviéticas de los Perros de Trabajo Militar y Batallones de Instrucción de la Escuela Central lucharon por Moscú, Leningrado, Bryansk; lucharon en el frente Occidental, el Suroeste, el Noroeste, al Norte, Sur y en frentes bálticas también. Los perros ayudaron a limpiar las minas en 303 grandes ciudades; Pskov, Smolensk, Bryansk, Livov, Minsk, Kiev, Stalingrado, Odessa, Kharkov, Voronezh, Varsovia, Viena, Praga además de otras ciudades, estuvieron entre ellas.
Por algunas operaciones militares exitosas contra los nazis, a las Unidades del Ejército de los Perros de trabajo se les concedieron la Orden de Bagdan Khmelnitsky, la Orden de Alexander Nevsky y la Orden de la Estrella Roja. Y 80% de los oficiales recibieron premios del gobierno, y con la Orden Central se honró la Escuela de la Estrella Roja de Instrucción de Perros, cuando fueron parte del Desfile de la Victoria en Moscú.
Y en un sector del frente, un equipo de perros de trineo, en cinco semanas, sacó a 1.239 hombres heridos del campo de batalla y acarreó 327 toneladas de munición.

Los Samoyedos blancos, fueron encontrados especialmente útiles en operaciones invernales y fueron utilizados para tirar de trineos con soldados vestidos de blanco que se acercaban a las líneas enemigas sin ser vistos. Además otros equipos de perros transportaban las ametralladoras en trineos.

El ejército ruso entrenó también perros suicidas, durante la Segunda Guerra Mundial. Los perros eran cargados con explosivos, y entrenados para buscar alimento bajo los tanques; un dispositivo era conectado a sus mochilas, que al accionarse causaba una explosión capaz de cortar el bajo vientre de los tanques.
En un día solo, en el sector de Izyum, estos canes destruyeron nueve tanques y dos coches blindados. Así que, temidos por los alemanes, tan pronto como oían los ladridos y veían los perros corriendo, giraban frenéticamente sus tanques y volvían hacia sus propias líneas, ya que tenían experiencia sobre lo que les esperaba.



EL USO DE LOS PERROS DE GUERRA EN LA ALEMANIA NAZI

La Sede del Alto Comando y el Ejército de Alemania, empezó secretamente a reedificar su ejército de perros en 1930, poco tiempo antes que Hitler se hiciera con el poder.

Una escuela central de instrucción se estableció en Grunheide, cercana a Berlín, y otra cercana a Fráncfort; ambas podían albergar hasta 2.000 perros a la vez. Las escuelas operaron con el pretexto de entrenar a policías alemanes, civiles y ferroviarios, por no violar públicamente el Tratado de Versalles de la Primera Guerra Mundial, que limitaba al ejército de Alemania a 100.000 miembros.
Un número pequeño de Unidades del Ejército K-9 fueron entrenadas también en estas escuelas, pero no en grandes cifras por temor a los Poderes Occidentales. El alto mando alemán entró también en un pacto secreto con Rusia, para establecer otras instalaciones militares a través de su frontera, en Rusia; aeródromos, escuelas de entrenamiento, y varias de guerra. A cambio del uso de la tierra rusa, ellos debían entrenar a oficiales rusos en el arte de la guerra.

También en aquel momento, el alto mando del Ejército formó una alianza con Hitler, viendo en él, una oportunidad de eliminar el Tratado y rearmar el ejército. Los socialistas Nacionales, entonces formaron sus propios campos de instrucción, donde sus miembros fueron entrenados secretamente en tácticas militares por el ejército (Se formaron también unidades SA K-9), con el pretexto de que eran unidades de trabajo públicas. Cuando, los nazis y Adolf Hitler llegaron al poder, estas unidades comercializaron simplemente sus palas por rifles y llegaron a convertirse en el nuevo Ejército alemán. En un período de 10 años que llevó hasta la segunda Guerra mundial, Alemania entrenó como 200.000 perros. Die Hunderwelt de Berlín informa de un gran reclutamiento en ese país, agregando a otros 15.993 Pastores, Dóbermanes, Airedales, y Boxers a su ejército de K-9. Los perros fueron entrenados como centinelas, exploradores, guardianes y mensajeros.
.
En 1939, cuando Hitler lanzó su bombardeo aéreo contra Europa y Polonia, las unidades de Ejército K-9 de Alemania estaban allí también, organizadas y entrenadas de manera tan completa como lo eran el Luftwaffe o las fuerzas blindadas. Una vez que ocuparon, las unidades K-9 se utilizaron para custodiar las ciudades, y los ghettos y los campos judíos creados por los nazis.
Durante la segunda Guerra mundial cada campo de concentración tuvo su unidad de perro SS. Los perros, fueron entrenados para atacar a los presos, y eran profundamente temidos. Heinrich Himmler, el jefe de las SS que era dueño de un pastor alemán, dijo que el propósito de los perros "debía ser rodear a los presos como a una multitud de ovejas y prevenir huídas". Los Perros alemanes de la Guerra se utilizaron también para patrullar y como exploradores durante la lucha en Francia; las Unidades K-9 hicieron también su servicio en el frente ruso, los Países bajos, Italia, Polonia, Noruega y en Africa del norte.

Unidades Paramilitares K-9 durante la Segunda Guerra Mundial


El 30 de Junio de 1936 todos los cuerpos de la policía del Tercer Reich fueron consolidados formalmente bajo el control del Jefe de las SS, Heinrich Himmler. Durante la guerra, y ya desde antes, las Unidades Policía K-9 de la Policía Civil alemana fueron utilizadas por los SS para participar en la captura y la deportación de los judíos y otros ciudadanos a los varios campamentos de concentración nazi, generalmente por trenes.

Más de 10 millones de presos fueron transportados a estos campos, en furgones colmados sin el beneficio de alimentos, agua o instalaciones de saneamiento. Fueron innumerables las personas que no sobrevivieron a estos viajes en trenes. Las Unidades Bahnschutz (Policía Ferroviaria) K-9 eran las responsables de la vigilancia de estos presos.

La Historia Del Bahnschutz (Policía Ferroviaria) K-9

El uso de grandes perros dio a la Bahnschutz (Policía Ferroviaria) un aumento de la eficacia durante las patrullas de las estaciones, en las salas de espera de las mismas y a lo largo de la vía férrea. Ya en 1923, el Reichsbahn empezó un programa sistemático de instrucción para adiestradores de perros así como para los mismos perros. Los Schäferhunde (pastores alemanes), eran considerados como muy leales y menos temperamentales dentro de las razas más grandes y el más fácil de entrenar, compuesto en más del 90 por ciento por Diensthunde (perros de servicio) en el Bahnschutz.


Mientras estaba de turno, un Bahnschutzstreifer (policía) acompañaba normalmente al Bahnschutz Hundeführer (adiestrador de perros) y su perro. Esto permitía que mientras el adiestrador mantenía al perro con la correa, el segundo policía podría realizar los deberes rutinarios tales como verificar los documentos de identidad. Cuándo un arresto se justificaba, el Streifer esposaba a los sospechosos mientras el Hundeführer controlaba al perro.

El Reichsbahn operaba una instalación de crianza e instrucción de Diensthunde (perros de servicio) en Röntgental cerca de Berlín.

El líder de la escuela, era Reichsbahninspektor Langner, que era un adiestrador de perros experimentado desde la primera Guerra mundial y entrenador; él reconocía la importancia de encontrar a la persona más apropiada para cada perro.


El pensaba que los que manejarían a los perros debían ser, sobre todo, Hundefreunde (amantes de los perros), y pasaba tanto tiempo entrenando a los Hundeführer como el que empleaba entrenando a los Diensthund.

Cada uno de los 700 equipos de perros y los que los iban a acompañar debían superar un re-examen al año por Reichsbahninspektor Langner. La métodos de la instrucción de los K-9 desarrollados por Langner llegaron a ser reconocidos por todo el mundo.

Como se sabe, estas mismas Unidades Ferroviarias K-9, fueron utilizadas más tarde por los SS durante la deportación de millones de presos para los campos de concentración y para los campamentos laborales de trabajo esclavo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

LOS ANIMALES DE LA GUERRA , Perros en la Guerra (Imágenes) ,Nuestros Animales van a la Guerra